Hoy

.........................................................

Y después, el silencio fue a parar a una especie de pesada soledad, las palabras se han quedado atrapadas en medio de algo que hemos hecho mal. No hubo que mezclar con una cuchara las respuestas en el te de una gitana.

No quiero volver a pisar el viejo parque donde sujetaba tu mano y prometía un camino juntos. Hoy mirando al cielo me doy cuenta, que tras las tardes de sol tu recuerdo se ha hecho breve en mi, ya no puedo amar aquellos días.

Que la noche te abrigue cuando por azar mi recuerdo llegue a ti, y si han de haber otros brazos rodeando tu cintura, que sea quien te haga soñar, quien dibuje esa linea en tu espalda, que sepa descubrir lo que con mis manos no pude obtener de ti.

Yo estaré aquí fumando un poco. Y a media mañana, uno de estos días encontrare en la calle una mirada extraña que deshilache mi cordura con su amor dulce y nuevo.

Seguir Leyendo

…si…así es…

.........................................................

Dejas un beso que se refleja tres horas en mi mejilla cada noche, pero el aire se escapa por las ventanas de un autobus, en las grietas de la duda, del llanto amargo de la realidad que grita hazlo. Te revelas en los sueños ambar de mis madrugadas, bajo el agua tibia que recorre mi cuerpo adormilado, te siento al cerrar los ojos rozar tus manos sobre mi brazo desnudo, besar mi mejilla, enronjecer mi pudor, aniquilar mis ansias.

Y al llegar las mañanas, espero ansiosa tu sonrisa, una rafaga de horas de luz para atrapar tu recuerdo nitido, para anidar tus abrazos en las capas mas profundas de la piel. Tus ojos brillan desafiando mis recuerdos, la claridad con que me digo cada día que no he de besar tus labios porque son los mios amargos y no merecen tu miel. Pero regresas sonriente a mi mano timida, y acompañas a las palabras con armonia.

Que llegue el momento azul en que tus labios se posen en los mios, un instante de espera oscura en que solo las hilazas del destino moveran nuestros caminos al incierto de arboles cantores. Que te desbordes en mi labio tembloroso. Dejame soñarte en mis palabras mustias, no puedo aun tenerte.

Seguir Leyendo

La Boda

.........................................................

Lo miras llegar al final del altar, sonriente, deseoso de su nueva vida al lado de la mujer de blanco que espera tras la puerta. No lo amas, no lo has hecho nunca, pero soñaste en años de insomnio llegar de su mano a la misma iglesia para completar ese mismo rito vacio. Le sonríes desde la banca, el conoce tu secreto.

La música rebotando en el eco hace enrojecer tus mejillas, tus ojos humedecen el maquillaje. No te duele el alma por no llegar a ser quien él nunca quiso que fueras, te duele el saber que a quien amas y abraza tu cintura por las noches nunca te dará la tarde de sol con un vestido blanco de encaje que te dibujaron antes de saber que el amor es tan irreal como lo que sienten las hadas de tus cuentos.

Brindas en voz alta por su eterna felicidad, rezas bajo tu vestido para que la noche termine y puedas gritar en el auto que te llevara al hombre que amoroso espera tu regreso a casa, el mismo al que le has de contar el hermoso momento, el mismo que te mentira diciendo que tu día está cerca, el mismo que no te vera arrancar los girones de la niña esperanzada bajo el agua de la ducha. Ese hombre que te ama con la fuerza de su vida pero no sabe darte lo que te dijo tu madre sería tu destino.

Seguir Leyendo

Media pagina

.........................................................

El aire frio y la humedad anuncian el final de media página. Porque contando las horas encuentras que el regreso tiene a su vez mas dudas que el inicio del viaje, porque se esconden en las valijas de la mente las cosas que conoces y vistes aquellas que te roban el sueño. Me has dicho antes que tienes miedo, pero no dices que el miedo te esconde tras el humo abandonado de tu cigarro.

El opaco brillo tras tus gafas muestra que no entiendes a tu corazón, que no sabes de el mas de lo que sabes sobre el mediodía. Y tienes miedo de que el amor se sienta dejado de lado por la poca gracia que regala el dinero, pero dices también que un sacrificio de tiempo les dará el tiempo para compartir cuando los días de libertad lleguen a desmantelar las paredes de tu cuarto.

Que decirle a los que piensan la emoción te embarca, ellos no pueden saber del mal sabor de boca que te deja la realidad de crear un nuevo título en tu diario. Para los que arañan la portada de tu libro abierto la decisión es sencilla e irremediable, no puedes cometer un error, no puedes dejar de cumplir con el deber que te crees tienes con ellos. El cuento debe tener un final de colores complacientes, no rasgos de negro, sin lagrimas, solo saber que ellos que esperan y absorben la miel de las palabras sean felices, ellos felices, y tu, resignada a nunca lograr un lugar de perdón en sus esperanzas muertas de ti.

Pero debes al lector que la sed se acabe, que no caminen mas por el callejón al que llegas cada noche al dormir, ellos no se pueden alimentar de tus pesadillas, ellos son dueños de los sueños, y el amor que espera sin sonrisas tu paz, te delata cuando te rodea con sus brazos. Así que dejas tras unas cuantas palabras medio vaso de tu sangre calcinada y continuas con una sonrisa sincera el regreso a casa de aquellos que desarman la portada del libro sin darse cuenta del humilde pensamiento que vive allí.

Seguir Leyendo

Caramelos

.........................................................

Un tenue dolor sobre sus ojos le recordaba que el sol despuntaba tras las cortinas rojas. Había dejado de comer 3 días atrás, su vida sería de aire y azúcar. Una paleta color amarillo rompía deseosa la envoltura para posarse en sus labios que tarareaban un tango mientras se duchaba. La misma ropa del día anterior, un poco perfumada y planchada. El bolso cruzado sobre su hombro izquierdo y una paleta rojo era quien ahora salía a pasear con ella.

Las aves sobre las copas de los árboles cantaban pidiendo la lluvia, pero eran apenas las diez de la mañana, era hora de meter las manos a la fuente y jugar con el brillo del sol sobre el agua. De mirar a la gente caminar presurosa hacia los quehaceres diarios, de escuchar el concierto de motores sucios del trafico. Las dos de la tarde y una quinta paleta ahora color verde le cuida bajo un árbol mientras dibuja líneas de colores simulando el movimiento de su corazón.

Y llegan las 6 de la tarde y llega él, con su pálido mirar de ángel caído la observa dormir sobre una banca, abrazada a sus líneas de colores, extiende su mano y acaricia su cabello enmarañado…Ella despierta y le sonríe con la mirada, sin dejar de soñar en ese castillo de papel donde son felices. El la lleva de la mano bajo los faroles de colores del parque, es navidad, hace frío y ella esboza una sonrisa cuando ve en la mano de su amado un ramo de paletas de dulce y de colores, sonriendo cual niña saborea una paleta amarilla mientras el le muestra el mundo de amor que ambos esconden por la mañana.

Seguir Leyendo

El BlogRoll

Buscar en el Blog


[]