Margaritas

.........................................................

Y la niña que jugaba a ser grande en primavera, cantaba en sus adentros mientras la brisa jugaba con sus pensamientos

 

– Si no deshojo margaritas, es porque no te quiero –

 

Y mirando hacía las nubes, soñando recostada en  una cama de pasto verde limon, se perdía en el recuerdo de sus pupilas castañas y cantaba

 

Si no deshojo margaritas, es porque no te quiero –

 

Y como el paso de las estaciones, su melodía era constante, ella le miraba con ternura ingenua cuando él acariciaba su cuerpo desnudo dentro del agua, ella aceptaba sus palabras y caricias clandestinas porque le gustaba soñarles, pero siempre a la mañana la niña cantaba

 

Si no deshojo margaritas, es porque no te quiero –

 

Y aquella niña corrío un día hasta la ventana del hombre de manos fuertes, le miro sentado frente a la chimenea, fumando su pipa, escuchando sus discos, con la mirada perdida. Una lagrima tibia se confundío con la lluvia que empapaba su vestido y pensó

 

– Si no deshojo margaritas, porque te quiero? –

 

 

 

 

Seguir Leyendo

Por la tarde

.........................................................

Te puedo mirar sobre el ocaso frío de esta tarde de verano. Te piensas en poder de este pequeño y absurdo universo en el que me dejas ser inquieta que te divierte dos noches por semana. Y dejas que con la absurdidad de un niño te mire tratando de ser el principe de arma y suerte que libera a las princesas atrapadas en cuerpos extraños y descoloridos. Y siendo cual es la noche oscura, me encuentro victima de una maraña de risa euforica y celos absurdos, de dos manos hacía el frente y las otras dos escondidas en el pantalon tratando de pintar las lagrimas que causa el saber perdida la esperanza, y no de ti, eso sería un chiste cruel, la perdida de toda esa esperanza viene de saberme incapaz de huir de las cosas que se, no me dejan nada importante al llegar la noche cuando me encuentro acurrucada en una soledad un poco gris y soñando despierta como la quinciañera que recien se entrega a un hombre.

 

Y todo esto tonto mío, es un pensamiento que se encarna sobre las bolsas bajo mis ojos a la mañana, pero cuando la tarde llega, como ahora, cubierta por una pequeña luz de color sepia me encuentro despilfarrando el tiempo en estas palabras que cual la musica de Eric Zann no tienen el menor sentido mas que para quien las crea. Y con estos ojos que no miran bien, puedo encontrar tu silueta absorta en ese mundo paralelo y desconocido para este en el que habito yo. Todo es silencio en este cuarto enorme y lleno de voces en lenguas extranjeras y aunque aveces el silencio es interrumpido por el filo de tu voz, la melodía de un español que mucho sabe de mi vida sin saber que existo me regresa en golpe y sin prisa a estas palabras.

 

Y ahora después del fetido humo de cigarrillo que esclaviza a mis pulmones, de mirar al cielo de un celeste espectral y empapar los sentidos del aroma de ese inutil y verde pasto que mancha las afueras de la puerta, ahora me doy cuenta, soy una princesa mas de las que llegan a tus mañanas pidiendo auxilio, y espero de manera absurda que esta noche me dejes caer en el abismo de ese animal que aun no se como, logro despertar en ti. Pero quiero mas, si, más, esta noche espero beber de esa boca maldita que no me deja huir por las noches de un sueño claro, quiero que aunque a sabiendas de que el agua de este juego nunca ha de teñirse de un magenta mas oscuro, quede sobre mi piel una marca que no me deje olvidar que por ilusión fui la mujerzuela que buscaba tu aroma por las noches.

Seguir Leyendo

Todo

.........................................................

Trémulo, entre las sabanas del tiempo me encuentro cantando. No dejes a mi boca perder tu sabor de terciopelo, no dejes a este poeta muerto de miedo renunciar a los deseos de perderse un poco mas cada día entre los brazos de su amante furtivo.

 

No sabes acaso que de tu piel hago un lienzo cada amanecer al recordar tus labios de hierbabuena, tus cabellos de pino viejo y ojos de desengaño.

 

No me dejes desteñir el aroma de tu humedad en mi, regalame un poco de ella cada noche si es posible, Dejame consolar tu mirada un poco mas, que tu garganta sea mi copa y tu vientre la daga que me libera.

 

Que al despuntar el sol en el horizonte, tu silencio se ahogue sobre mi nombre, que nuestro rededor se torne color transparencia y nuestras manos nerviosas eviten el contacto y nuestros labios de cartulina se desmoronen en deseo.

 

Abrazame cuando el adíos de un día mas llegue a nuestro cielo, para dejarme soñar con la noche que regalas al firmamento complice de nuestra lujuria.

 

Seamos los recuerdos atrapados detras de las mentiras al compartir un cigarrillo cada tarde.

 

 

Seguir Leyendo

Lento

.........................................................

Deja que sea el instinto quien le muestre a tus manos como acariciar mi piel. Que tus dedos curiosos recorran mi cuerpo palmo a palmo y en la oscuridad de un cuarto.
Deja que mis labios aprisionen tu pensamiento presionados contra los tuyos y que estalle el mundo entonces.

Que solos estemos al llegar la madrugada, que las palabras se agoten y no quede mas que nuestras pupilas contando nuestra historia. Deja que las mariposas vuelen alrededor de tu espalda blanca, que sobre mi cabeza brillen las luciérnagas que muestran como llegar al climax de las almas.

Ven y deja que sobre mi regazo tus sueños te lleven a nuestro jardín de tulipanes naranjas. Deja que por tu aliento se cuele mi sabor de dulce. Ven y abrazame, deja que nuestro encuentro se quede guardado en una linea de vida. Deja que todo lo que hoy sientes te lleve a mis brazos que abiertos esperan el calor de tus deseos.

Seguir Leyendo

Las noticias

.........................................................

De su vientre una burbuja triste dejo caer sobre las hojas los sueños que anidaron en ella. No quedaba mas que fingir una sonrisa y no llorar nunca. Nadie mira desde la ventana de su cuarto lo que ella. Hay un hombre amándole con el alma al otro lado de la ciudad, pero ella esta noche solo sueña con la muerte.

 
Un autobús y la velocidad que le corta la respiración, es hora de volver a casa, de besar mejillas alegres, de dormir unas cuantas horas. Una escena vulgar en la tele para que no se olvide de quien es. Un cigarrillo de brasa opaca.

 
Se agota poco a poco la luz que ella guarda en su esperanza de niña, ya no hay ego, orgullo, amor o pesadilla que logre alejar su mente. No morirá esta noche, mañana de blanco y sonriente. Y una palabra atrapada en el pecho, alta, clara y cansada … ¡MIERDA!

 

 

Seguir Leyendo

El BlogRoll

Buscar en el Blog


[]

Ir a la barra de herramientas